Experimento SEO demuestra que la IA generativa es el peor enemigo y la mayor oportunidad de Google

Añadir a tus IAs favoritasQuitar de tus favoritasQuitar de favoritos 0
Puntuación0

2023-11-28 20:34:21

Un nuevo experimento de SEO demuestra que Google no puede con el contenido generado por IA. Es sólo un ejemplo de muchos.

La IA amenaza el negocio principal de búsqueda en Internet de Google en dos frentes: Los chatbots como ChatGPT podrían convertirse algún día en la principal forma de buscar información digital. Una biblioteca de sitios web, como la clásica búsqueda de Google, podría no quedar obsoleta. Pero perdería mucha importancia.

Al mismo tiempo, y esta es la amenaza más inmediata, cada vez más contenidos generados por IA se abren camino en la web. Google tiene que ofrecer buenos resultados de búsqueda a pesar de esta creciente avalancha de contenidos casi duplicados.

Estas dos amenazas se refuerzan mutuamente: cuanto peor sea la búsqueda en Internet, más atractivos resultarán los chatbots como sustitutos. Esto podría llevar a Google a una espiral descendente.

Google no puede controlar el spam de IA

Google lleva meses teniendo problemas con los contenidos de IA. En junio, un estudio de Newsguard mostró la rapidez con la que crecen los sitios de noticias con contenido exclusivo de IA.

A veces publican cientos o más de mil artículos al día, y generan millones de visitas con estas estrategias de spam, que incluso hacen ganar dinero a Google porque sus propietarios colocan en sus páginas banners de Google Adsense, el servicio de publicidad de Google para editores.

El sitio «gameishard.gg» es uno de ellos, que de la noche a la mañana alcanzó una audiencia de millones de personas con contenidos genéricos de IA a través de canales de Google como Search y Discover. Google conoce este sitio y sigue generando tráfico.

Tal vez Google se sienta con las manos atadas porque ya ha declarado que no penalizará el contenido de IA en general, sino que se centrará en su utilidad. Pero la utilidad es un término elástico, y Google sólo está proporcionando pseudo-transparencia al decir lo que espera del contenido que quiere clasificar bien, sin decir cómo clasifica realmente el contenido (por razones comprensibles).

Si Google adoptara una postura más agresiva contra los contenidos de IA, probablemente se enfrentaría a más preguntas sobre su propia estrategia de contenidos de IA, que no es fundamentalmente distinta de la de estos sitios de contenidos de IA, a saber, utilizar la IA para generar automáticamente respuestas a preguntas habituales en Internet.

El gran robo del SEO por Jake Ward

SEO Jake Ward ha llevado con éxito el principio del spam de IA hasta el extremo. Su campaña, que él denomina «atraco SEO», le reportó un tráfico masivo en muy poco tiempo y con un esfuerzo mínimo.

camapana seo con IA automatica en tamano mediano 2023-11-28 20:34:21

En primer lugar, Ward escaneó los sitios web de sus competidores. Esto le proporcionó una extensa lista de contenido existente, que utilizó como punto de partida para generar nuevas ideas de contenido y estructura de artículos utilizando IA. Para ello utilizó Byword (aunque desde Ai Mafia recomendamos otras utilizar otras herramientas de un coste más asequible), una herramienta SEO basada en GPT-4, que luego utilizó para generar artículos completos basados en estas sugerencias.

Con este método, Ward publicó 1.800 artículos en cuestión de horas, lo que se tradujo en 3,6 millones de visitas y 13.000 palabras clave en la primera página de Google desde el inicio del proyecto.

En Twitter.com, Ward recibió duras críticas de la comunidad SEO por su movimiento. La gente le dijo que sus acciones eran dudosas, que era un nido y un contaminador de Internet.

Tal vez estos SEO sean conscientes de que si tales tácticas funcionan, entonces Google tiene un problema fundamental. Y si Google tiene un problema fundamental, podría repercutir negativamente en su negocio.

La IA generativa es el peor enemigo y la mayor 2023-11-28 20:34:21
Imagen: vía Twitter.com

Escenario 1: La gente salva a Google

Pero, ¿cómo podría responder Google? Como ya se ha mencionado, la empresa ha dejado claro que no penalizará los contenidos con IA de forma generalizada, y probablemente no podría penalizarlos de todos modos debido a la falta de detectores fiables.

Una medida sería que Google confiara más en el contenido humano verificado, es decir, autores verificados como editores profesionales. Ya hay indicios de que esto está ocurriendo.

Por ejemplo, Google ha empezado recientemente a incluir el nombre del autor de una noticia junto al nombre de la publicación. Las publicaciones en redes sociales también aparecen en la búsqueda «Perspectivas» de Google. Al parecer, se están preparando otras integraciones humanas en los productos de Google.

Este es el escenario: La gente salva a Google.

Pero podría costarle caro a Google porque la gente quiere que se le pague por su trabajo. Y cambiar contenido por alcance acabará por no ser suficiente si Google pierde su relevancia como único punto de entrada a Internet.

Años de negociaciones con editores de noticias de todo el mundo demuestran que Google es reacio a pagar por el uso de contenidos de terceros aunque gane dinero con ello. Por tanto, la empresa de búsquedas hará todo lo que esté en su mano para evitar depender del factor humano a largo plazo. Demasiado caro, demasiado intensivo en mano de obra, no escalable.

Escenario 2: La IA salva a Google

Así que el segundo escenario es más probable: la empresa de búsquedas se convertirá en el principal editor de IA.

La Experiencia Generativa de Búsqueda y los gigantescos proyectos de modelos de IA como Gemini muestran en qué está centrado realmente Google: Al igual que las principales plataformas sociales, Google está evolucionando hacia una plataforma cerrada que sólo redirige a los usuarios a un sitio externo cuando es inevitable. Un motor de respuestas como imaginado por el cofundador de Google Sergey Brin en 2005: «El motor de búsqueda perfecto sería como la mente de Dios». Según fuentes internas, Brin está ahora plenamente implicado en el desarrollo de la IA de Google, después de haberse retirado de las operaciones cotidianas en el pasado.

Quedan dos preguntas: ¿Serán los contenidos generados exclusivamente por IA lo suficientemente buenos para los planes de Google, en los que la fiabilidad de la información desempeña un papel clave? Los sistemas de IA actuales deben mejorarse considerablemente para que no se conviertan en difusores de información errónea como el chatbot Bing de Microsoft o MSN.com.

¿Y puede Google hacer una transición suave de lo viejo a lo nuevo sin que un competidor gane una cuota de mercado significativa? Ejemplos como el de Ward plantean dudas por el momento. Pero las cosas van tan deprisa que, en el mejor de los casos, se trata de una instantánea. Google aún tiene muchas cartas que jugar.

Deja una opinión

Deje una respuesta

🤖 AI MAFIA
Logo